Tiempo estimado de lectura: 6 minutos

La entrevista laboral es una de las situaciones que, en ocasiones, nos producen mayor ansiedad y nerviosismo, sea porque es la primera vez que la presentamos o aun siendo unos expertos. Sin embargo, es una gran oportunidad para demostrar el conocimiento, las capacidades, cualidades y aptitudes que tenemos para desempeñar el cargo al que nos estamos postulando, y asimismo, evidenciar lo que nos destaca respecto a los demás candidatos.

Hay detalles que pueden marcar el rumbo de una entrevista laboral. Por ello, queremos que las personas asistan tranquilas y seguras. Mostraremos a continuación algunas pautas a tomar en cuenta:

 


1. CURRICULUM

A la hora de buscar empleo, mucho antes de tener una entrevista laboral, a lo primero que debemos prestar atención es a la elaboración del currículum. Es nuestra carta de presentación en el mercado laboral y el primer contacto con las empresas.

  • No lo hagamos muy extenso. Describamos el perfil profesional, la experiencia, logros, nivel de estudios, formación académica alcanzada y conocimientos adicionales que generen valor agregado.
  • Es importante hacer modificaciones de acuerdo con el trabajo al cual apliquemos. No se trata de mentir, sino de mostrar por qué debemos ser elegidos para desempeñar las funciones que necesita una empresa. Un currículum es más atrayente si se adecúa al perfil de la empresa y del puesto requerido.
  • Revisemos detenidamente la ortografía, el orden y la presentación. Separemos la información de tal manera que sea agradable, clara y fácil para quien la lee. Los datos deben ser útiles y precisos para que el encargado del proceso de selección no lo descarte.
  • La parte estética del currículum es significativa siempre y cuando sea acorde al empleo al que nos postulamos. Si es para un puesto como diseñador gráfico en una agencia o para ser docente universitario, deberá variar el look and feel entre uno y otro.
  • Tengamos un formato virtual. Existen redes sociales laborales en las que podemos subir nuestro currículum y ampliar la información para que sea lo más completa posible, a diferencia del que creamos en un documento de Word, PDF u otro. En algunas de las redes, aparecen los logos de las universidades en las que estudiamos y de las empresas en las que hemos trabajado, incluso, las personas pueden dar referencia acerca de nuestras aptitudes y conocimientos.
  • Seamos precavidos con lo que publicamos en la Internet. Ahora todo se está en la web, lo que divulguemos a través de imágenes y escritos lo podrán ver los reclutadores que tengan interés en nuestros perfiles.


2. OBJETIVO PROFESIONAL

Establecer dónde queremos trabajar, qué funciones buscamos desempeñar y cuál es nuestro objetivo profesional, son factores relevantes cuando esperamos que una empresa nos contacte para una entrevista.
Si enviamos un currículum a empresas en las que no estamos convencidos de pertenecer, por ejemplo, porque a lo que se dedican no nos llama la atención, porque la distancia o metodología de trabajo no nos conviene, es preferible  no aplicar, ya que en la entrevista dicha inconformidad se verá reflejada. No solo perderá tiempo el entrevistador y nosotros mismos, sino también, corremos el riesgo de dar una mala imagen que puede verse afectada en futuras entrevistas. El networking actualmente es esencial en el mundo empresarial y si una compañía nos conoce, es factible que otras lo hagan a través de esa, como una cadena.

 


3. CONOCE LA EMPRESA

Conozcamos a profundidad las características del cargo a desempeñar y datos de la empresa que está interesada en nosotros: hace cuánto existe, cuál es el producto o servicio que ofrece, a qué industria pertenece, dónde está ubicada, quiénes son sus directivos, etc. Investiguemos quién nos va a entrevistar. Por suerte, casi toda la información que necesitamos está en las páginas web.

 


4. VISUALIZATE EN LA EMPRESA

Es positivo que nos proyectemos en la compañía y en el cargo al que estamos aplicando con el fin de sentirnos más seguros y confiados. Visualizarse es una táctica para atraer el trabajo.


5. ACTITUD POSITIVA

Aunque ir con actitud ganadora nos ayudará a desenvolvernos mejor, evitemos los extremos. A veces, para ocultar los nervios y la inseguridad, muchas personas adoptan una postura egocéntrica y presuntuosa, haciendo alarde de sus logros personales; otros, por timidez, no dan a conocer ampliamente sus fortalezas y habilidades, conllevando -en ambos casos- a que los reclutadores los excluyan del proceso de selección.


6. PREPARA TUS RESPUESTAS

Preparemos respuestas a eventuales preguntas tales como: ¿Cuáles son nuestras fortalezas y debilidades?, ¿Por qué queremos cambiar de empleo o por qué quisiéramos ingresar a la compañía?, ¿Por qué dejamos nuestro último trabajo?, ¿Qué nos diferencia de otros candidatos?, ¿Cómo nos describiríamos?, ¿Nos consideramos líderes?, ¿Cuáles son nuestras expectativas salariales y profesionales?, ¿Cómo nos vemos en cinco años?, entre otras.


7. PREPARA TUS PREGUNTAS

Las personas responsables de entrevistarnos requieren ver el interés que tenemos en formar parte de la empresa. Pensemos antes de ir qué deseamos conocer, tanto del cargo como de la organización, sin excedernos en la realización de las preguntas. El objetivo es ser empáticos y dejar una impresión apropiada en lo profesional y en lo personal.


8. SE PUNTUAL

Llegar puntuales y a la hora indicada es un factor clave. Si la tenemos a primera hora, es fundamental que tengamos un correcto descanso y haber dormido las horas necesarias. Si es en el transcurso del día, tomemos el tiempo para ver qué transporte nos sirve, dónde podemos dejar el auto, cuáles son las rutas idóneas. Lo primordial es llegar concentrados, calmados y dispuestos para la entrevista.


9.VISTE ADECUADAMENTE

Vestirnos convenientemente de acuerdo a la empresa y con el puesto que buscamos alcanzar. Indaguemos qué tipo de ropa usan los empleados en el día a día, de este modo tendremos un marco de referencia y así evitaremos sentirnos incómodos. Nuestra presentación personal va a ser primordial en la impresión que generemos.

 


10. CURRICULUM IMPRESO

Llevemos impreso nuestro currículum. Aunque la mayoría de empresas lo hacen, es preferible que lo tengamos a la mano en caso que el entrevistador nos lo solicite.

 


 

Entrevistas Virtuales.

En los últimos años, la tecnología ha permitido que se pueda hacer una gran cantidad de actividades y acciones de manera virtual, no siendo la excepción una entrevista. Hoy en día, sin importar en qué lugar nos encontremos, podemos ser contactados por organizaciones nacionales y multinacionales.

Si la entrevista va a ser por webcam, celular o teléfono, es primordial que:

  • Contemos con una excelente conexión a Internet y una óptima señal.
  • No haya ruido, interferencias, ni interrupciones que ocasionen una deficiente comunicación.
  • Enfoquémonos en lo que nos preguntan, evitemos distracciones que nos desconcentren. Es ideal que en ese momento tratemos de estar solos.
  • Si es por webcam, asegurémonos que el fondo sea neutro y el espacio se encuentre organizado y limpio. Debemos estar bien presentados y vestidos, como si fuera en persona. Estemos atentos al lenguaje corporal; sentémonos rectos y miremos a la cámara.

Recordemos que cada aspecto cuenta en una entrevista. Estar preparados para afrontar nuevos retos, tener la convicción y certeza que podemos lograr lo que nos propongamos, va a permitir alcanzar nuestras metas a corto y largo plazo.

Keli Campos

Gestora de conteúdo do Educaedu

Deja un comentario